Follow by Email

martes, 10 de enero de 2017

Las afirmaciones de Glorita

En diciembre 2016 apareció un vídeo de Gloria Alvarez (@crazyglorita) en CNN, 

presentando su último libro. En dicho libro afirma que el Papa Francisco es “populista”. Durante la entrevista, afirmó, lo que me parece a mí, varias “inexactitudes” acerca de las afirmaciones del Papa Francisco y la Doctrina Social de la Iglesia. En resumen, lo que afirma Glorita nunca lo ha dicho el Papa. Descomplicaré, una a una, las ideas inexactas que afirmó Glorita en dicho programa:
1.       
      1. Glorita dice: “El Papa es populista”; y yo digo que no. Para comenzar, el papa no necesita el populismo para “reelegirse”, pues lo eligió el Espíritu Santo sin él buscarlo, en un cargo vitalicio, es decir, hasta la muerte. En el cónclave, el colegio de los cardenales se reúne y elige al Papa, que es el Vice Cristo en la tierra. La Iglesia, tiene su parte temporal en la Ciudad-Estado del Vaticano; ciudades-estado existen varias: Mónaco, San Marino, Andorra; no es una democracia, es una monarquía. En la que el Papa es el “monarca” de la Iglesia. Los tipos de gobierno los describe Aristóteles en La Política. No hay nada nuevo, ni malo. Los presidentes que duran 4 ó 5 años en las democracias occidentales, sí necesitan ser populistas, por el momento.

2.      2.  Gloria dice, en la página 164, de su libro “El Engaño Populista”, se atreven a decir que el Papa Francisco “cree” que el libre mercado no mejora la situación de los pobres. Y en la página 166 dicen: “el Papa ha entendido todo mal”.
a.       En primer lugar, el Papa Francisco NUNCA, óigase bien, NUNCA ha dicho semejante cosa del Libre Mercado. En el número 54 de la Exhortación Apostólica EVANGELII GAUDIUM (http://bit.ly/ExhortaciónApEG) lo más que llega a decir, es que ciertas teorías basadas en el Libre Mercado (no condenado), afirman la bondad de los que detentan el poder económico, y que hay unos mecanismos “sacralizados”, como decir, “intocables” que dichas teorías subrayan como que tuvieran, de suyo, una gran “bondad” para lograr la mayor equidad: “algunos todavía defienden las teorías del «derrame», que suponen que todo crecimiento económico, favorecido por la libertad de mercado, logra provocar por sí mismo mayor equidad e inclusión social en el mundo. Esta opinión, que jamás ha sido confirmada por los hechos, expresa una confianza burda e ingenua en la bondad de quienes detentan el poder económico y en los mecanismos sacralizados del sistema económico imperante.” Ahora, pregunto yo: ¿Pueden confirmar los que la sostienen, que la “teoría del derrame” ha supuesto mayor equidad e inclusión social en el mundo? ¿Confían en que quienes detentan el poder económico tienen una bondad que permitirá que lleguen los beneficios del libre mercado a todos? Y no estoy hablando, ni el Papa, de repartir las riquezas. El Papa está interesado en la mayor equidad e inclusión social en el mundo, pero no en condenar el Libre Mercado, ni ha dicho que éste no mejora la situación de los pobres.
b.      En segundo lugar, cuando dicen que “el Papa ha entendido todo mal”, que “el Papa no entiende cómo funciona la economía”, tengo que decirles que el Papa no afirma ni sostiene una teoría económica o social concreta, a manera de receta, que no sea un criterio general contenido en la Doctrina Social de la Iglesia, que la misma Iglesia viene enseñando desde hace ya más de 100 años, para ser más concretos, desde 1891. Ese corpus doctrinal, en resumen, orienta la vida moral de los cristianos que quieren vivir su fe en los tiempos actuales, pero no da soluciones temporales, como ha dicho el mismísimo Papa Francisco, en Bolivia, en julio de 2014, en donde dijo que “no esperen de este Papa una receta. Ni el Papa ni la Iglesia tienen el monopolio de la interpretación de la realidad social ni la propuesta de soluciones a problemas contemporáneos. Me atrevería a decir que no existe una receta” (https://w2.vatican.va/content/francesco/es/speeches/2015/july/documents/papa-francesco_20150709_bolivia-movimenti-popolari.html ). Las soluciones temporales, toca a los laicos ponerlas en práctica. A ti y a mí que tenemos una familia que sostener y un trabajo profesional qué realizar, con plena LIBERTAD. Y esa doctrina afirma que el socialismo, el comunismo, es lo más pernicioso para los trabajadores.
c.        En tercer lugar, la Iglesia NUNCA, NUNCA ha condenado el “capitalismo salvaje” ni ha dicho ningún término semejante, en ningún documento pontificio. En la conferencia de prensa con los periodistas en el vuelo de Cuba a los Estados Unidos, septiembre de 2015, un periodista le preguntó que por qué había criticado el sistema capitalista liberal, pero había sido suave con las críticas al sistema comunista, y el Papa le dijo que “más que lo que yo he escrito –y duramente– en la encíclica, también en la Evangelii Gaudium sobre el capitalismo salvaje, liberal, no lo he dicho. Todo está escrito allí. Yo no recuerdo haber dicho nada más que eso. Si usted se acuerda, hágamelo recordar. He dicho lo que he escrito, y que es bastante, es bastante. “Y ya había dicho que los discursos de Cuba el acento había sido la Doctrina Social de la Iglesia y había sido claro en las cosas que había que corregir (https://www.aciprensa.com/noticias/texto-completo-rueda-de-prensa-del-papa-francisco-en-el-vuelo-de-cuba-a-estados-unidos-77541/  ).
Al contrario, el Papa San Juan Pablo II, se ha preguntado en la Encíclica Centesimus Annus, documento contemporáneo a la caída del Muro de Berlín, si el capitalismo es la solución a proponer en los países del tercer mundo. Y dice así: “42. Volviendo ahora a la pregunta inicial, ¿se puede decir quizá que, después del fracaso del comunismo, el sistema vencedor sea el capitalismo, y que hacia él estén dirigidos los esfuerzos de los países que tratan de reconstruir su economía y su sociedad? ¿Es quizá éste el modelo que es necesario proponer a los países del Tercer Mundo, que buscan la vía del verdadero progreso económico y civil?”
“La respuesta obviamente es compleja. Si por «capitalismo» se entiende un sistema económico que reconoce el papel fundamental y positivo de la empresa, del mercado, de la propiedad privada y de la consiguiente responsabilidad para con los medios de producción, de la libre creatividad humana en el sector de la economía, la respuesta ciertamente es positiva, aunque quizá sería más apropiado hablar de «economía de empresa», «economía de mercado», o simplemente de «economía libre». Pero si por «capitalismo» se entiende un sistema en el cual la libertad, en el ámbito económico, no está encuadrada en un sólido contexto jurídico que la ponga al servicio de la libertad humana integral y la considere como una particular dimensión de la misma, cuyo centro es ético y religioso, entonces la respuesta es absolutamente negativa.” (Encíclica Centesimus Annus, No. 42,  http://bit.ly/EncCentAnnus ). Es positivo el “capitalismo” entendido como la economía libre, o economía de mercado, es positivo el papel de la propiedad privada y la libre creatividad humana en la economía; pero si la libertad económica no está encuadrada en un contexto jurídico que la coloque al servicio de la libertad humana integral, cuyo centro es ético y religioso, entonces, el capitalismo, así entendido, es algo negativo. El Papa Francisco, sigue este criterio. Adjunto, además, un comentario de Rafael Termes, acerca de Doctrina Social de la Iglesia y Liberalismo: ¿Antagonismo o Malentendido? (http://web.iese.edu/RTermes/acer/acer435.htm ). Y por si les parece poco, les comparto La Apología del Capitalismo, de Rafael Termes (http://www.racmyp.es/R/racmyp/docs/discursos/D68.pdf )

3.       3. Gloria da otra respuesta a la pregunta anterior (¿el Papa es populista?), al mismo tiempo, expresando unas afirmaciones sacadas de contexto. Y dijo: “Sobre todo en el momento en que (el Papa) no entiende cómo funciona la economía; recientemente, también, dio unas declaraciones, esta semana, diciendo que los que más se acercan al pensamiento cristiano son los comunistas. Para empezar el comunismo es una ideología atea...", etc., y ahí se va, sin llegar al meollo del asunto. El Papa no ha dicho que los marxistas son el pensamiento que más se acerca al cristianismo. En la entrevista de Scalfari, (realizada el 7 de noviembre de 2016,  http://www.repubblica.it/vaticano/2016/11/11/news/scalfari_papa_francisco_trump_no_lo_juzgo-151826657/ ), un comunista consumado y ateo de Italia, pregunta al Papa después de decirle que “anhela Usted una sociedad dominada por la igualdad. Como Usted sabe, este es el programa del socialismo de Marx y después, del comunismo. ¿Piensa, por lo tanto, en una sociedad de tipo marxista? Y el Papa responde: "Se ha dicho a menudo y mi respuesta siempre ha sido que, en todo caso, son los comunistas los que piensan como los cristianos. Cristo habló de una sociedad donde fueran los pobres, los débiles, los marginados, quienes decidieran. No los demagogos, no los Barrabás, sino el pueblo, los pobres, independientemente de que tengan o no fe en el Dios trascendente, es a ellos a los que debemos ayudar para que logren la igualdad y la libertad".
El Papa ya había dicho algo acerca de que “los comunistas nos han robado, a los cristianos, la bandera de los pobres” (http://bit.ly/banderaPobres ), en junio de 2014. Dijo que “la pobreza está "en el centro del Evangelio" y ha asegurado que "la bandera de los pobres es cristiana". Viendo ambos contextos, el Papa es coherente, siempre. En resumen les digo que, el que se precie de comunista y hable del “paraíso del proletariado”, sepa que esas ideas del comunismo, los teóricos marxistas las han sacado de la fe cristiana, dos veces milenaria, tergiversándolas, como suelen hacer los hijos del padre de la mentira.
Hasta Gramsci, ha elogiado a la Iglesia Católica, en su forma de educar a las masas y formar intelectuales, de forma que estén, ambos, bien unidos en una única fe (https://es.wikipedia.org/wiki/Antonio_Gramsci#Obras  ).
4.       
      4. Glorita continúa afirmando: “Para empezar el comunismo es una ideología atea. Que yo creo que es una aberración decir que mantiene el pensamiento cristiano. Segundo, es, completamente, no tener empatía por la cantidad de personas que perdieron la vida, más de cien millones, en un genocidio, que se dio en varios países, tratando de implementar el ideario marxista-comunista”. Ya dijimos que el Papa no ha defendido el marxismo, sino que sostiene la Doctrina Social de la Iglesia y no se sale de ahí. Basta decirle a Glorita, que la Iglesia ha condenado el socialismo desde hace más de 100 años, en el primer documento de la Doctrina Social de la Iglesia, la Encíclica Rerum Novarum (de las cosas nuevas) del 15 de mayo de 1891. Ahí se afirma algo como lo siguiente: En el n. 11 afirma León XIII “De todo lo cual se sigue claramente que debe rechazarse de plano esa fantasía del socialismo de reducir a común la propiedad privada, pues que daña a esos mismos a quienes se pretende socorrer, repugna a los derechos naturales de los individuos y perturba las funciones del Estado y la tranquilidad común. Por lo tanto, cuando se plantea el problema de mejorar la condición de las clases inferiores, se ha de tener como fundamental el principio de que la propiedad privada ha de conservarse inviolable. Sentado lo cual, explicaremos dónde debe buscarse el remedio que conviene.” ¿Habrase visto una visión profética más clara que la de éste Papa? Eso lo dijo el Papa León XIII antes de los genocidios bolcheviques, y sin saber que vendrían, que éste año cumplen 100 años de haberse realizado en Rusia, lo mismo que las apariciones de Fátima, en cuyo Año Santo de Fátima, estamos en la Iglesia Católica.

5.       5. Glorita pregunta: “Y volvemos a lo mismo ¿Qué hace a las personas salir de la pobreza? ¿La repartición de lo que existe? O ¿generar las condiciones institucionales que hagan la creación de la riqueza? Y le pregunta el entrevistador: ¿esa aseveración del Papa, a tus ojos, lo hace una buena persona o una buena persona que cree en el populismo? Y la respuesta de Glorita es: Lo hace algo muy peligroso. También porque ha hecho un tour apologético. No sólo son sus declaraciones. Sino que se ha juntado con Maduro, con los Castro, le negó cita a las Damas de Blanco, mujeres que son vapuleadas por ir a la iglesia que él preside, se reune con dictadores que no permiten la libertad de prensa y que están violando los derechos humanos; se ha juntado con Rafael Correa, con Christina Kirchner, es decir, no sólo es lo que está diciendo, sino también los vínculos; porque que una figura que es considerada como santidad, que nunca se equivoca, esté yendo a través de toda la región, dándole la bendición a dictadores que están violando los derechos individuales más básicos, porque recordemos una cosa, Camilo, la minoría más pequeña que hay, es el individuo, si tú violas los derechos de una persona, ya tu rol como gobierno lo has perdido”. Y Camilo pregunta, “Gloria, pero al mismo tiempo, sino con mucha contundencia, sí de una manera estridente, ha defendido a los homosexuales, propició el acercamiento entre Cuba y los Estados Unidos, a través de Jaime Ortega, con una carta, por eso te digo, es muy poliédrico el Papa, ¿no?”. Y Glorita, para no corregirse, le dice: “Sí, lo que pasa ese es un error en que caen las personas que defienden las libertades civiles, los derechos homosexuales, pero todos somos amigos y hermanos, a la hora de comerciar, ahí sí ya no. Ahí, hay que, levantar muros.” Camilo le dice, “estás pensando en muchas estrellas de Hollywood, como Dany Glover, Susan Sarandon…”. Ella responde: “Las estrellas de Hollywood que viven con todas las comodidades, como el Papa que vive en el Vaticano con todas las comodidades…es muy fácil recetar comunismo, para que sea otro el que pague la cuenta y el que tenga que renunciar a su riqueza”. Camilo dice, “hablando de las estrellas de Hollywood, entre el intelectual orgánico de Gramsci, estamos hablando hace 60 años, y más, y el intelectual comprometido de Fidel Castro, ¿qué queda para los artistas e intelectuales en un gobierno populista?¿Cómo se mueven ellos? Responde Glorita: “sobreviven en base a repetir el discurso, que ese dictador de turno, esté dando; date cuenta que músicos, que es lo que está pasando en Ecuador con Rafael Correa; todos los músicos, cineastas, digan lo que Rafael Correa quiere que se diga, entonces, reciben este tipo de subsidios; yo creo que cuando el arte es subsidiado por el Estado, primero, deja de ser arte, porque deja de ser genuino, pero además, empieza a envenenar la mentalidad de la sociedad, porque la sociedad no se hace en lo que el gobierno diga, sino en lo que ves en la televisión, en lo que en el cine, en la prensa se comparten.” Camilo dice: “Les pasó incluso, a los talentos del renacimiento con los Medicis”, ella dijo: “así es”. Camilo dice: “Muy lindo todo lo que hicieron, pero estaban mediatizados por los Medicis. Bien, bien, hablando del Papa que has sido tú muy contundente y me imagino lo que en redes sociales lo que debe estar ahora electrizando eso ahora en las redes, uno de los programas de Gloria se llaman “viernes de gloria”…Una frase de Gloria: “soy atea de todos los dioses inventados por la humanidad, ¿cuántas veces has tenido que morderte la lengua y pedir disculpas?”. Ella responde: “La verdad que por lo que pienso, ninguna. Cuando me he equivocado en un dato, cuando he cometido un error, siempre…pero por cree lo que creo, no. Quien quiera saber cómo llego a esas conclusiones, yo en mis redes sociales, trato de ser muy explicativa al respecto”.
En la mencionada conferencia de prensa, realizada con el Papa en el vuelo de Cuba a los Estados Unidos, el Papa dijo que la visita a Cuba había sido un viaje pastoral, para tender puentes, no para crear conflictos. Ya, en su momento, ha recibido a toda la oposición cubana, en Roma. Como muestra, un botón:
El Papa Francisco, recibió en 2014, a Rosa María Payá (http://www.diariodecuba.com/cuba/1400077121_8576.html ) “El papa Francisco recibió este miércoles en el Vaticano, en audiencia privada, a la familia del fallecido líder opositor cubano Oswaldo Payá.”
Y en mayo de 2013, fue de las primeras a las que se acercó a saludar en la audiencia del miércoles 8, a Berta Soler: https://www.aciprensa.com/noticias/lider-de-damas-de-blanco-se-encuentra-con-el-papa-francisco-36815/La líder de las Damas de Blanco, Berta Soler, tuvo un breve encuentro con el Papa Francisco al término de la Audiencia General de este miércoles, durante el cual el Santo Padre le dio la bendición para Cuba y le dijo que "sigan adelante".
No es cierto que el Papa haga una Apología de las ideas del, así llamado, “socialismo del Siglo XXI”. Es que el Papa es el Padre de todos, por lo tanto, cuando cualquier persona, de cualquier ideología, va a ver al Papa, éste lo recibe. Hasta ha recibido a Jorge Ramos, de Univisión; recibió a Juan Manuel Santos y Álvaro Uribe, juntos. El Papa recibe a todos. Han sido tres Papas distintos, los que han ido a Cuba, por motivos pastorales. ¿Las palabras del Papa o sus gritos iban a lograr que el dictador Castro se fuera del poder y lo dejara en las manos de las Damas de Blanco? Glorita debe reconocer que la manera de actuar de los Papas es distinta de la de los políticos electos democráticamente, o que llegan al poder por la fuerza de las armas, como fueron Castro o Pinochet. El Papa busca, con medios humanos y sobrenaturales, la salvación de las almas, y, por supuesto, divulgar la Doctrina Social de la Iglesia que todo cristiano debe conocer y vivir.
6.       6. En conclusión, para Glorita la historia de la humanidad refleja sólo la lucha de los que defienden la libertad, y los que oprimen a los pueblos, en nombre del pueblo. Pero le falta más cultura religiosa, no le vaya a pasar que al estar delante de una obra de arte, no sepa que lo es. Y, ojo, que no le vaya a pasar lo de Lilian Tintori, que siendo de izquierdas lucha contra un gobierno de izquierda. El periodista de CNN la presenta, a Glorita, como una líder del Progresismo. Si es progresista, es de izquierdas, como se ha demostrado con Hillary Clinton en los Estados Unidos, que fue hostil al cristianismo, fue estandarte de la ideología de género y favorable al aborto. Esas son las ideas de Glorita, ni más ni menos.

jueves, 5 de enero de 2017

Es bueno aumentar el salario mínimo

Es bueno aumentar el salario mínimo, lo malo es que no sea a través de un acuerdo de los trabajadores y la empresa privada, tolerando la influencia del gobierno, y que variables económicas clave, sean parte de un conflicto que nada tiene que ver con la buena marcha de la economía. Los salvadoreños deberíamos tener claro que cuando las decisiones económicas se basan en prejuicios, los costos son muy elevados para toda la sociedad. Más aún, para todos aquellos que se pretende beneficiar con un mayor salario mínimo. En primer lugar, El Salvador tiene el Salario Mínimo más alto que Brasil, Colombia o México. En cambio, Dinamarca, Italia, Chipre, Austria, Finlandia y Suecia no tienen salario mínimo.
¿Por qué hay una diferencia, por ejemplo, entre los $744 de Panamá, respecto a los $115 de Nicaragua o los $212 de Brasil?¿Son más sensibles los dirigentes de Panamá que los de Brasil o México (con $120)?¿O los sindicatos de Panamá ($744), Costa Rica ($512) o Argentina ($448) son más combativos que los de Nicaragua ($115) o Bolivia ($238)? Aunque haya dirigentes políticos sobresalientes que no lo sepan, los salarios no son algo que se pueda fijar por decreto. Si fuera tan simple, no habría político tan torpe como para no situar el salario mínimo en $2000.
El nivel de salarios está determinado por la productividad media (cuánto produce en promedio cada trabajador). Como no es sostenible el pago de una remuneración que supere la productividad de un empleo, la determinación de un salario mínimo provocará desempleo en aquellos puestos cuya productividad sea inferior al mismo, aseguran desde IESE Business School. La razón por la cual los salarios de los distintos países latinoamericanos son tan diferentes, es que la productividad del trabajo es muy diferente entre unos y otros. Cualquiera que haya trabajado en una empresa privada sabe que la productividad no puede aumentar un 20% de un día para el otro. Es difícil, incluso, hacerlo a lo largo de varios años. Cuando se desconoce esa realidad y se intenta forzar un salario mayor del que soporta la economía se produce una combinación de los siguientes hechos:

los trabajadores que cobran el salario mínimo son despedidos,

suben los precios para compensar los mayores costos laborales o

se reduce la inversión por la caída de la rentabilidad.

Además, los trabajadores jóvenes sin experiencia tienen más difícil encontrar su primer empleo. Todas esas consecuencias son negativas para la actividad económica. Si se pretende subir el consumo en el país, el consumo de los hogares ha mejorado este año en El Salvador, las remesas familiares han crecido 6%, lo que sostiene a 1.3 millones de personas con sus familias. Comparto la conclusión de Diego Barceló, "Si de verdad queremos ayudar a los parados (desempleados) y contribuir a una economía sana, lo mejor que podríamos hacer es imitar el ejemplo de Dinamarca, Finlandia y Suecia y suprimir del salario mínimo. Eso quitaría la discusión salarial del ámbito político (protegiendo a la sociedad de las ocurrencias de turno) y la pondría en manos exclusivas de quienes realmente entienden de qué va el tema: empresarios y trabajadores."
Nota: las ideas de este artículo han sido tropicalizadas del trabajo de Diego Barceló, en tweet insertado.